Scout para siempre…


 

Cuando el creador de Los Simpsons, Matt Groening, era scout, cuenta en una entrevista que robó una Biblia de Los Gedeones de la habitación de un hotel, y subrayó todo aquello que le parecía sucio. Cuando lo descubrió su Jefe de Tropa, Groening dijo que para aplacar su furia le contó que había orado a Dios, y le había dicho “sé que me perdonarás por no creer en Tí”. Esta actitud irreverente, al borde siempre de la blasfemia, está todavía presente en esta serie de animación que se ha convertido en el programa de televisión más popular del mundo.
Anuncios