La Insignia de Madera


Este símbolo había sido utilizado igualmente en el imperio Songhray en los siglos XV y XVI, en Africa Occidental entre las insignias reales de los Askias. Proviene de madera ahumada al fuego por los primeros ocupantes del país y que los miembros de la familia reinante de los Askias se transmitían como emblema de su poder sobre el suelo. Las cuentas de esta insignia estaban hechas de una madera de los bosques, el molle molle, que presentaba unas protuberancias naturales de las que se tallaron dichas cuentas. Un viejo africano había donado a Baden Powell un cordón de cuero como Talismán de buena suerte durante el sitio de Mafeking. Años más tarde, B.P. utilizó el cordón de cuero y las cuentas del collar para crear una insignia de Madera, otorgada a los jefes scouts que habían terminado con éxito sus cursos de formación en el campo Internacional de Gilwell, en Inglaterra (años 1919-1920). Baden Powell no pudo haber rendido un homenaje más hermoso a las civilizaciones africanas, en reconocimientos de que su manera de vivir habían inspirado su acción educativa para los muchachos de todos lo pueblos. El símbolo está hoy vigente: es el reconocimiento del hombre universal, pero también el significado del signo aún anterior que nos recuerda cada día que el Escultismo está instrumentalmente ligado a la tierra, al fuego, a las realidades de la naturaleza y al cuidado del medio ambiente. Hoy, a través del mundo entero, la Insignia de Madera es llevada por todos los jefes y responsables, es el signo tangible de la unidad de la Organización Mundial del Movimiento Scout. La insignia de Madera de dos cuentas acredita que aquel que la lleva es un Jefe Scout confirmado con toda la formación requerida por su organización nacional scout para ser jefe de unidad. Es un signo de competencia, no una condecoración y tampoco una insignia ligada a una función. La insignia de madera de tres cuentas acredita competencia en la formación para animar y dirigir campos escuela y cursos de formación de dirigentes. La insignia de Madera de cuatro cuentas es el signo de la formación de los formadores y de la capacidad para animar y dirigir cursos de formación de responsables scouts a todos los niveles. Cada asociación scout u organización nacional determina los detalles y contenidos de la formación de adultos para cada una de las insignias mencionadas y se establece que las insignias son de la Asociación y, en última instancia, le pertenecen a ella.

Anuncios