Campamento Caminante


   

6:45 AM, amanece en Villa Devoto y los dirigentes caminantes a media marcha, pero sostenida, se aproximan a la imponente señora de las 4 décadas de José Cubas y Emilio Lamarca. Pero algo extraño se observa desde el corner de San Nicolás y José Cubas, al parecer la estatua del Padre Nores había sido removida de su lugar, estaba en la puerta… Pero NO!!!!

Metros mas cerca, febo ilumina mejor sus figuras. Eran ellos dos íconos del 253. El Chino y su padre Tony Viegas, firmes y cubiertos hasta los ojos, el chino inmutable y Tony sumamente firme con el termo bajo el brazo.

Que imagen tan hermosa de padre e hijo juntos, que valores del grupo!!!

Y cuantas preguntas… ¿Qué hacían desde tan temprano? ¿Estarían desde el día anterior? ¿Custodian la parroquia mientras todos descansamos?

 El campamento comenzó! Siendo las 7:45 la Comunidad Caminantes Huarpes partió en tres móviles hacia la ciudad de nuestra querida Virgen, Lujan.

Como objetivos centrales se encontraban; la integración, profundizar el trabajo metodológico de la rama y nuestra mística.

Como medios para lograrlo, tuvimos dinámicas; actividades (especialidades, planes personales, nuestra FE) , resaltando en particular el trabajo de la camada mas grande, Santi, Nico, Agus y Lea, en la actividad sobre “Cómo desarrollar un proyecto de Empresa” que prepararon, y finalmente juegos, pilar fundamental en Nuestro Método, pero queremos darle especial importancia al juego que se viene, al juego que hará furor en los patios parroquiales, el “Palta Ball”, juego que una vez que se prueba no se puede dejar, los muchachos sabrán contarles de que se trata.

Luego de una velada con historias del mas allá y mas de un Caminante abrazado a otro, el reposo llegó.

Una mañana muy fresca nos recibió y continuamos con nuestras actividades, cerrando la jornada con una ataque al fortín en un inmenso y tupido bosque.

La vuelta se concretó al atardecer del Domingo, humo de por medio, donde los papás con dos grandes sentimientos opuestos nos recibieron.

Por un lado Felices por la vuelta de sus hijos, pero por otro… “Se acabó la paz en casa”

Gracias a todos los que colaboraron en especial a Paula Pico, por el transporte.

 

Siempre Listos!!

Jefatura Caminante

Anuncios